Programa “si quieres, ¡puedes!”

País: MÉXICO
Universidad: Universidad Iberoamericana A.C
Año de fundación: Fundada en 1943.
Ciudad de México – Tijuana, México.
Población estudiantil: 10,702 estudiantes en otoño de 2018.
Unidad o espacio responsable Dirección General de Formación e Incidencia Ignacianas, Dirección de Formación Ignaciana, Programa de Equidad Educativa.
Responsable de la ejecución de la experiencia:
MTRA. GEORGINA TEPALE PALMA

Directora de Formación Ignaciana Coordinadora del programa “Si Quieres, ¡Puedes!” de 2015 a 2018.
georgina.tepale@ibero.mx

Responsable de editar/actualizar la información LIC. ANGÉLICA VÁZQUEZ IBARRA
Coordinadora del programa de Equidad Educativa
angelica.vazquez@ibero.mx

•   Antigüedad de la experiencia: Tres años (2015 a la fecha).
•   Tipo de experiencia de Gestión Institucional: Académica: Procesos de inclusión académica (becas, apoyo o estímulo para estudiantes con discapacidad, espacios de integración de la diversidad étnica, religiosa, de género, etc).

> Resumen

El programa “Si Quieres, ¡Puedes!” (SQP) otorga a estudiantes de alto rendimiento, provenientes de sectores vulnerables, una beca de 80%, 90% y 100% de descuento a su colegiatura. Es un sistema que atiende singularidades y necesidades específicas de los participantes, a través de mecanismos que fomentan la equidad en el acceso a una educación superior de calidad.
Para su implementación, gestión y operación, existen dos grupos de trabajo que dan seguimiento académico y apoyo económico en los que participan 16 áreas institucionales.
Las y los estudiantes reciben un curso de inducción, materias propedéuticas de matemáticas y química, un tutor par (estudiante de su misma licenciatura) durante el primer año de estudios, talleres de apoyo personal y académico, seguimiento de una psicóloga por generación; beca para estudiar inglés y apoyos especiales en casos de enfermedad.
A lo largo de su trayecto formativo, tienen actividades que promueven la inserción a la vida universitaria, la identificación con los valores y misión jesuita, la formación integral y el desarrollo profesional a través de la oferta de asesoría psicológica y de aprendizaje, talleres para la vida laboral y conferencias.
A la fecha hay 588 estudiantes de 1º a 8º semestre en 34 licenciaturas.

> Antecedentes

Como beca, “Si Quieres, ¡Puedes!” (SQP) existía desde 2010, logrando un máximo de 38 estudiantes becados cursando carreras de Humanidades e Ingenierías en Telecomunicaciones y Mecatrónica, exclusivamente.
La promoción para el ingreso y asignación de becas dependía exclusivamente de las coordinaciones de Admisión y Becas y no se tenía seguimiento de los beneficiarios. A partir de 2015 ha logrado consolidarse como un programa institucional que incluye la beca, el programa de acompañamiento, el seguimiento individual, la formación integral y los apoyos complementarios.

> Problemática que busca atender

El sistema de educación pública en México no alcanza una cobertura de la demanda más allá del 10% de los aspirantes a ingresar a instituciones de educación superior. En el nivel básico, la calidad de los estudios no permite que las y los jóvenes ingresen a instituciones privadas por las limitantes económicas y de calidad académica.
El programa “Si Quieres, ¡Puedes!” es una oportunidad para acceder a una educación de calidad, que promueve la equidad y justicia al abrir oportunidades a los jóvenes con alto rendimiento académico de cursar estudios de licenciatura.

> Incidencia de la experiencia

Grupos o

Colectivos

Internos

Estudiantes
de Grado
10.702
Administrativos
Directivos
17
Administrativos
Funcionarios
56
 

Grupos o

Colectivos

Externos

Las familias de las y los estudiantes becados. 588

Con la población estudiantil se ha incidido en la medida en que las y los becados participan en sociedades de alumnos, en asociaciones estudiantiles, algunos cursan el Diplomado en Liderazgo Ignaciano y de manera destacada, en equipos deportivos representativos y talleres artísticos.
Para conservar la beca, alcanzan un promedio general de carrera de un punto arriba de la media de los estudiantes, por lo que inciden en la calidad académica y elevan la exigencia de los procesos de enseñanza- aprendizaje.
Sensibilizan a Directivos, funcionarios y docentes quienes conocen de cerca las condiciones de desventaja educativa y de capital cultural, generando mecanismos para promover la justicia social y el derecho a la igualdad de oportunidades.
Aportan su realidad a la universidad, reflejan las condiciones de desigualdad e injusticia, a la vez que son un ejemplo de superación y esfuerzo.
Enriquecen a la comunidad universitaria haciéndola más diversa, aportan su experiencia a los procesos académicos y formativos dentro y fuera del aula.
Para sus familias, se han convertido en un referente para lograr un futuro distinto, amplían sus expectativas y trazan el camino hacia mejores condiciones laborales.

> Objetivos de la experiencia

Enriquecer la vida de la comunidad universitaria a través del intercambio académico y cultural con estudiantes de alto rendimiento académico provenientes de diversos entornos sociales. El programa “Si Quieres ¡Puedes!” se define como un sistema complementario de apoyo a los estudios universitarios, con un formato de gestión que atiende singularidades y necesidades específicas de los participantes, a través de mecanismos que fomentan la equidad en el acceso a una educación superior de calidad.
Criterios y valores que han motivado y orientado la experiencia/que han sustentado y se han promovido en esta experiencia
Contribuir al logro de una sociedad más justa y equitativa al brindar oportunidad de acceso a una educación superior de calidad a jóvenes que, por su origen socioeconómico, no podrían continuar sus estudios superiores.
Se busca construir una comunidad universitaria más diversa, incluyente y equitativa, que reconozca y valore los distintos orígenes sociales de sus integrantes a través de la convivencia y la integración de las y los estudiantes becados en todos los procesos de la vida universitaria.
Las y los jóvenes becados reciben apoyos para facilitar su inserción social y académica pero no es un programa asistencialista. A través de un programa de acompañamiento se fomenta la resiliencia y la agencia para formación profesional de calidad que no está centrada en el logro individual, ya que se fortalece la solidaridad y la incidencia a través de su participación en proyectos sociales que buscan mejorar las condiciones personales y colectivas de las personas que padecen exclusión, violencia, migración forzada y cualquier tipo de injusticia.

> Integración de la experiencia a la planeación estratégica de la universidad/Nivel de institucionalización de la experiencia

La planeación estratégica de la Ibero Ciudad de México- Tijuana tiene, menciona, en su línea 1 “El compromiso con la justicia social, la inclusión y la naturaleza”.
En su segunda dimensión indica: “Inclusión en la Ibero. La vida de la comunidad universitaria se enriquece a través de la inclusión solidaria, académica e intercultural, que trasciende barreras sociales, culturas y/o religiones.”

> Estrategias de socialización, comunicación y difusión de la experiencia en la comunidad académica

Se hace una breve presentación del programa y sus objetivos en los desayunos de bienvenida a profesores de tiempo completo y asignatura de los programas académicos.
La información de acuerdos y seguimiento al programa se realiza en las reuniones mensuales de los grupos de trabajo, para su socialización en las principales áreas involucradas.
En los dos últimos años, se presenta un informe de resultados del programa, abierto a toda la comunidad.

> Nivel de adhesión y/o legitimación institucional de la experiencia

Al inicio de esta segunda etapa de la beca SQP se asignó el seguimiento de los estudiantes al Centro de Atención Estudiantil Universitaria (CAEU) como una actividad adicional a las que dicha instancia tenía. En 2018 se convierte en un programa institucional, coordinado por la titular del CAEU.
A partir de 2019 se crea el programa Equidad Educativa, con una coordinadora y adscrito a la Dirección de Formación Ignaciana, de manera equiparada en la organización, al CAEU, lo que indica el fortalecimiento de un conjunto de mecanismos y procesos formativos, académicos y de gestión administrativa que han sido incorporados por la institución desde la promoción del programa, el ingreso, la trayectoria académica y, próximamente el egreso.

> Herramientas de gestión académica y/u organizacional incorporadas tras la experiencia

  1. Los grupos de trabajo, reunión de los titulares de las áreas académicas y administrativas donde se toman decisiones y acuerdos para la operación y mejora del programa.
  2. El seguimiento individual y por generación, en estrecha comunicación entre el Programa Institucional de Tutoría, las y los coordinadores de programas académicos y la persona que da seguimiento a la generación de estudiantes becados, permite identificar las necesidades, atender o canalizar a la instancia respectiva para su solución, registrar avances y propuestas, reportar resultados.
  3. La tutoría de pares, inició como un apoyo para las y los estudiantes de primer ingreso. Un compañero(a) de su misma carrera, cercano en edad, que lo orientara y ayudara a integrarse socialmente a la universidad. Estos tutores pares (TP) son alumnos no becados que logran conocer de cerca la realidad de sus compañeros menos privilegiados, reconocen el esfuerzo que realizan sus compañeros(as) y sus familias para estudiar, aportan su experiencia como estudiantes universitarios avanzados, desarrollan habilidades de empatía, acompañamiento y logran cierta sensibilización ante las desigualdades económicas y el papel de la educación como un elemento promotor de la justicia social.

> Criterios y metodología de planificación empleados en la experiencia

Planificación académica, se consideran los criterios para el ingreso que son promedio de bachillerato (8.5 9.0 puntos), aprobar examen de admisión, asignación a cursos propedéuticos de acuerdo con los puntajes de admisión, curso de inducción, asignación de tutores(as) pares, seguimiento por generación, actividades para la inserción, seguimiento.
Planificación administrativa, asignación de beca acorde con los criterios socioeconómicos de la solicitud, llenado de información en un sistema de Becas, se otorgan apoyos mensuales de $1,000 pesos; se realiza un presupuesto y el apoyo institucional para asignarlo.
Se crea el Centro de Inversión Social Ibero que tiene, entre otras funciones, el atraer recursos económicos y convenios (por ejemplo, para la atención médica) de las y los estudiantes becados. El apoyo mensual se deposita en el monedero electrónico para utilizarse dentro de las instalaciones de la universidad y cubrir gastos de una comida al día, libros, material de papelería o transporte.

> Criterios y metodología de monitoreo y evaluación empleadas durante la experiencia

De los estudiantes:
Para permanecer dentro del programa SQP, las y los estudiantes beneficiados deben mantener un promedio general entre 8.0 y 9.0 puntos, dependiendo de la carrera que se cursa, cumplir con la reglamentación y normativa institucional vigente y cumplir con la asistencia y participación en las actividades propias del programa: reuniones al inicio y final del semestre, entregar por correo electrónico una actividad mensual (lecturas, asistencia a conferencias o talleres, etc.).
Durante el primer año de estudios, cumplir las actividades de la tutoría de pares.
Deben realizar un servicio de becado, consistente en apoyar en el área de la universidad donde sean asignados entre 40 y 60 horas al semestre, dependiendo del porcentaje de beca que tengan.

Del programa:
Se elaboran informes cualitativos del seguimiento a estudiantes, se analizan casos especiales y se toman acuerdos para los apoyos necesarios en las reuniones de los grupos de trabajo.
Los informes cuantitativos se refieren al nivel de retención anual de una cohorte de estudiantes así como al promedio general por carrera comparado con el promedio general del total de estudiantes en esa misma carrera.
Se hace un seguimiento de los casos de éxito entendidos como el desempeño de las y los estudiantes en las actividades de participación estudiantil (mesas directivas y asociaciones estudiantiles), equipos deportivos, concursos, ponencias, intercambios, obtener otras becas, participación en actividades académicas.

> Hitos en el desarrollo de la experiencia

  1. Porcentaje de retención al año de ingreso, en 2015 fue del 60%; en 2016 del 70% y en 2017 del 72%.
  2. Estudiantes que se gradúan de acuerdo con el plan ideal, el 23%.
  3. De la primera generación (que ingresó en 2015) el 40% ya se encuentra trabajando.
  4. Un estudiante de Ingeniería Física está contratado durante un año por la Universidad de Florida para participar en un proyecto en el CERN en Suiza.
  5. Se han desarrollado dos investigaciones realizadas por grupos académicos, una tesis de maestría y una tesis de doctorado en curso.
  6. Durante un año y medio se realizó un seminario para analizar las implicaciones del programa en relación con las políticas de interculturalidad y la implementación del programa en la universidad.

> Resultados y logros obtenidos a nivel de productos y de procesos

Se espera que al finalizar 2019, se gradúen el 46% de las y los estudiantes de la primera generación que inició sus estudios en 2015, los cuales estarían cumpliendo con la eficiencia terminal.

> Factores que han facilitado u obstaculizado la implementación de la experiencia

Facilitado:
• Colaboración de las áreas involucradas: Servicios Escolares, Coordinaciones de Química y Matemáticas, Coordinación de Inglés, apoyo con préstamo de computadoras.
• Seguimiento individual y por generación desde el Centro de Atención Estudiantil Universitaria.
Obstaculizado:
• Ha faltado sensibilización a profesores(as), formación para trabajar con grupos diversos.
• Fomentar en la comunidad el respeto a la diversidad y herramientas para la inclusión y no discriminación.
• Todavía hay algunos sectores de estudiantes que no aceptan a personas provenientes de grupos vulnerables económicamente.

> Aprendizajes que posibilitó/habilitó la experiencia

• Trabajo colaborativo. 
• Conocimiento de la calidad de la educación media superior, retos que implica la diversidad.
• Educación intercultural, hay estudiantes provenientes de comunidades del interior del país que además de adaptarse a la vida universitaria, también tienen que hacerlo a la Ciudad de México con sus características en población, transporte y vivir solos.

• Trabajo colaborativo. 
• Conocimiento de la calidad de la educación media superior, retos que implica la diversidad. 
• Educación intercultural, hay estudiantes provenientes de comunidades del interior del país que además de adaptarse a la vida universitaria, también tienen que hacerlo a la Ciudad de México con sus características en población, transporte y vivir solos.

> Recomendaciones

Es posible replicar el programa “Si Quieres, ¡Puedes!” en otras universidades, ya sea públicas o privadas porque se cuenta con un modelo de inserción y acompañamiento establecido y probado.