Tecnicatura en Acompañamiento Terapéutico

País: URUGUAY
Universidad: UNIVERSIDAD CATOLICA DAMASO ANTONIO LARRAÑAGA- URUGUAY
Montevideo, Uruguay
Total de alumnos matriculados en el año de relevamiento: 24 alumnos.
Responsable de la ejecución de la experiencia:
MAYDA PORTELA

Directora de la Tecnicatura desde 2018.
mportela@ucu.edu.uy

Persona responsable de editar/actualizar la información Milagros Fernández

Anterior Coordinadora.
mifernan@ucu.edu.uy

•  Lugar(es) donde se implementa: UNIVERSIDAD CATÓLICA
•  Antigüedad de la experiencia: la carrerra se dicta desde 2008
•  Tipo de asignatura en la que se inserta: Obligatoria.
•  Año(s) o semestre/s de la(s) carrera(s) en que se imparte: Dos años, cuatro semestres.
•  Duración de la experiencia en períodos académicos: 2 semestres al año.
•  Frecuencia de encuentros: asistencia de 13.20 a 16.15 de lunes a viernes.
•  Horas totales de la experiencia:
Horas teóricas o en aula 12 horas semanales (primer año) , 12 horas semanales (segundo año primer semestre), 3 horas semanales (segundo año segundo semestre)
Horas prácticas o en campo 6 horas semanales (dos áreas de práctica)

> Resumen

Las prácticas clínicas que realizan los Acompañantes Terapéuticos, son parte de su formación académica. Se imparten durante el segundo semestre del segundo año de la carrera. Las áreas de prácticas son: socio-comunitaria/ demencias/ trastornos del espectro autista/ psicosis y discapacidad física e intelectual/ trastornos alimentarios y adicciones. De estas cinco áreas de práctica los alumnos eligen dos debiendo cumplir 50 horas en cada centro. Se trata de una aproximación a la práctica clínica donde los ATs se hacen cargo de algún paciente asignado por el centro, durante el semestre, en estrecha vinculación con el equipo terapéutico del centro y debiendo asistir (de manera obligatorio) a supervisar el trabajo con el docente de la Tecnicatura, referente del área.De esta manera, se configura en una experiencia clínica donde se inscribe el rol del At, con un aporte adicional para el centro en tanto cuanta con un agente de salud que colabora con los programas de tratamiento durante el período de la práctica. El Acompañante Terapéutico es un agente de salud que se inserta en un equipo terapéutico y aplica las estrategias que el equipo le indique a la cotidianeidad del paciente, trabajando con el paciente y su entorno por medio de un vínculo sólido que establece con el. Dichas estrategias dependen del caso concreto y los objetivos que se planteen para ese caso clínico.

> Antecedentes

Esta modalidad de práctica clínica supervisada, se viene desarrollando de manera ininterrumpida desde el año 2009, momento en el cual se comienza a dictar la Tecnicatura.
Por medio de estas prácticas clínicas que para el alumno se conforma como un área de experiencia y acercamiento a la práctica, el Centro que abre sus puertas a los ATs tiene como beneficio agregado, contar con un técnico formado, en un área cercana a la psicología, que se vincula con el paciente y su entorno y permite potenciar tratamientos clínicos. De esta manera, los usuarios de los centros de práctica reciben una atención estructurada por el equipo técnico, recibiendo una ayuda adicional a sus tratamientos.

> Objetivos de la experiencia

Objetivo General: El objetivo general de la experiencia es ofrecer al alumno la posibilidad de acercarse a la práctica clínica, con pacientes y situaciones reales que luego va a tener que atender en el egreso, interiorizarse de la forma de trabajo de los equipos de salud y entrenarse en supervisar los casos clínicos.
Objetivos específicos: En cuanto a los objetivos específicos: experimentar el área de trabajo específico que el AT elija, dependiendo la patología de elección a fin de vincularse con pacientes reales, establecer relacionamiento personal y técnico-profesional con los mismos; entender la patología y la sintomatología; aplicar estrategias que le indique el equipo para el logro de los objetivos terapéuticos planteados.

> Criterios y valores

Durante la experiencia de la práctica clínica se imparten, no solamente, contenidos teóricos dictados en los diferentes cursos de formación, sino que se cuida especialmente, los valores éticos en cuanto al trabajo con seres humanos aquejados por alguna dolencia.
En los espacios de supervisión de considera especialmente, el trato responsable con el paciente y su entorno, el compromiso y responsabilidad en la tarea. Si bien, se espera que el alumno participe activamente del proceso de tratamiento y debiendo establecer un vínculo cercano con el paciente, al mismo tiempo se monitorea el sobre involucramiento, ejercitando al AT en el cuidado de sí así como el cuidado del otro. Este aspecto, es trabajado durante toda la carrera, pero especialmente durante la práctica clínica, en el entendido que el AT debe intervenir activamente en los tratamientos pero, al mismo tiempo, tener el cuidado necesario para no generar conductas de dependencia del paciente que pueden resultar elementos complejos en el final de los tratamientos.
Estas prácticas, posibilitan que los alumnos generen habilidades vinculares con pacientes, familiares y equipos técnicos.

> Competencias que la experiencia ha intentado fortalecer

La experiencia intenta fortalecer las competencias relacionadas al rol del AT, el compromiso y responsabilidad en el trabajo clínico, la ética en el trabajo y la supervisión de los casos.

Asimismo, se intenta entrenar al alumno en las habilidades vinculares con el paciente y el buen relacionamiento técnico-profesional y personal con el equipo tratante. Fortalecer las capacidades del alumno en la lectura de los aspectos patológicos, personales, capacidades y vivencias del paciente y su entorno, con una actitud comprensiva, respetuosa, solidaria y profesional de cada situación que les toque abordar.
Por otra parte, estas experiencias permiten un acercamiento a la comunidad, a dar una respuesta a las necesidades sociales, acercando la academia a la realidad social, colaborando en programas de reinserción social, o rehabilitación, tendiendo lazos entre la clínica y el egreso.

> Mapeo de actores

> Criterios y metodología de planificación empleados en la experiencia y nivel de flexibilización o adaptabilidad en dicha planificación

Por tratarse de prácticas vinculadas a la formación académica, la misma queda enmarcada dentro del calendario académico (segundo semestre del segundo año).
No obstante, siendo que los ATs tienen una gran vocación de servicio y compromiso, cuando el caso lo amerita, en muy pocas ocasiones, se ha extendido unas semanas más a pedido del centro, el paciente y siempre en acuerdo con el alumno; con objetivos concretos y plazos claramente acordados.

> Criterios y metodología de monitoreo y evaluación empleadas durante la experiencia

Durante el semestre de práctica clínica los alumnos deben asistir una vez por semana, a la facultad, a supervisar la experiencia con el docente de referencia en el área.
El alumno tiene que presentar informes escritos al docente referente del área de práctica, dando cuenta de la tarea realizada, objetivos planteados y observaciones del proceso, y registro de reuniones de equipo con los profesionales del centro.
Al final de la experiencia práctica, como evaluación de la misma, entregan una carpeta documentando todo el proceso, aquí se incluye: informes de supervisiones, reuniones de equipo, presentación del pacientes, evaluación del paciente (dificultades y debilidades) situación familiar del paciente, estrategias implementadas, objetivos y recomendaciones futuras. En algunas ocasiones, en acuerdo entre el Centro y el docente referente, se ha entregado por parte del docente un informe de los casos trabajados por los ATs durante ese año.

> Espacios de reflexión desarrollados durante la experiencia

Los espacios de reflexión se configuran en las instancias de supervisión (obligatorias) de asistencia semanal.

> Aprendizajes o conocimientos adquiridos o aplicados por los estudiantes durante la experiencia

Por medio de esta experiencia, los alumnos pueden ejercitar las habilidades personales y profesionales transmitidas en la primera parte de su formación. Les permite acercarse al trato con los profesionales de referencia, conocer los diferentes enfoques terapéuticos, acercarse al trato con familiares de pacientes (si el caso lo requiere) entrenando una escucha empática. Integrar diferentes perspectivas en los tratamientos, vincularse con diferentes profesionales ejercitando la interdisciplina.
Finalmente, planificar, observar y aportar al equipo los elementos de relevancia para el tratamiento. En algunas situaciones, puede resultar de gran aporte a la formación del alumno en cuanto a resolución de problemas y la implementación de vías de resolución, previendo situaciones de emergencia que se puedan presentar en los casos clínicos.

> Resultados y logros obtenidos a nivel de productos y de procesos

No contamos con sistematización de los procesos. Los resultados se evidencias en la conformidad que manifiestan los centros con la ayuda que reciben cada año del tránsito de los ATs durante el semestre. En algunas ocasiones se contactan luego con el alumno para ofrecer contrataciones particulares.
Desde el inicio de la Tecnicatura se mantienen los centros de práctica en el tiempo, pudiendo ser un elemento de conformidad del aporte que reciben.

> Factores que han facilitado u obstaculizado la implementación de la experiencia

El factor que ha propiciado la continuidad de la experiencia es la estrecha vinculación que mantenemos con los diferentes centros de práctica, sea entre la directiva del centro y de la Tecnicatura como del equipo técnico y el supervisor del área.